El yoga y la meditación pueden revertir las reacciones del ADN que causan estrés

La investigación liderada por Ivana Buric, realizada por las universidades de Coventry y Radbou y publicada en la revista Frontiers in Immunology, revela tras realizar una revisión sistemática de más de diez años, que las intervenciones basadas en “mente y cuerpo”, como la meditación y el yoga, pueden revertir las reacciones moleculares en nuestro ADN que causan problemas en la salud y la depresión

Tal y como describen los autores, existe evidencia considerable de la efectividad de estas intervenciones para mejorar la salud mental y física, pero los mecanismos moleculares de estos beneficios siguen siendo poco conocidos. Esta revisión sistemática se realizó para examinar los cambios en la expresión génica,que ocurren después de los “mind-body interventions” (MBI) y para explorar cómo estos cambios moleculares están relacionados con la salud.

La meditación y el yoga pueden cambiar la forma en la que nuestro código genético funciona

Los expertos de las universidades concluyen que, cuando se examinan juntos, los 18 estudios, con 846 participantes durante 11 años, éstos revelan un patrón en los cambios moleculares que ocurren en el cuerpo como resultado de los MBI, y cómo esos cambios benefician nuestra salud mental y física.

Cuando una persona está expuesta a un evento estresante, se activa su sistema nervioso simpático (SNS), esto es, el sistema responsable de la respuesta de “lucha o huida” y éste a su vez, aumenta la producción de una molécula llamada factor nuclear kappa B (NF- kB) que regula cómo se expresan nuestros genes.

NF-kB traduce el estrés activando los genes para producir proteínas-las citoquinas- que causan inflamación a nivel celular. Esta inflamación supone una reacción que es útil como una reacción de lucha o huida de corta duración, pero si persiste, aumenta el riesgo de cáncer y el envejecimiento acelerado, así como trastornos psiquiátricos como la depresión.

Sin embargo, según el estudio, las personas que practican MBI exhiben el efecto opuesto, es decir, una disminución en la producción de NF-kB y citoquinas, lo que lleva a una reversión del patrón de expresión de genes proinflamatorios y una reducción del riesgo de inflamación relacionada con la inflamación y por tanto, de las enfermedades y afecciones (vía@covcampus. Texto completo en inglés aquí).

En definitiva, la investigación concluye indicando que los programas basados en mindfulness y yoga, están dejando lo que llamamos una firma molecular en nuestras células, que revierte el efecto que el estrés o la ansiedad tendrían en el cuerpo al cambiar la forma en que se expresan nuestros genes. Es decir, los MBI hacen que el cerebro dirija nuestros procesos de ADN a lo largo de un camino que mejora nuestro bienestar.

Se hace necesario seguir investigando para recabar mayor información y comprensión sobre los efectos que los MBI pueden tener a nivel molecular.  Puedes consultar la investigación completa en este enlace.

Si quieres ver un caso real que hemos desarrollado,  visita esta entrada en el blog Despegando: “El IES de Tavernes Blanques instaura yoga en horario lectivo”.

#educacion#mindfulness#meditacion#inclusion#yoga#ioga#estrés#stress#proyectos#innovacion

#educandoenbienestar#vcometas

CONTACTA

Enviando

©2019 Volando Cometas

©Copyright. Todos los derechos están reservados a Volandocometas.com y Mónica Valero. Ninguna parte de este documento ni imagen contenida, puede ser reproducida o usada sin el consentimiento escrito de Mónica Valero.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?